TENGO UN PROBLEMA AUDITIVO: ¿QUE ELIJO? ¿AUDICIÓN O ESTÉTICA?


Día a día, los profesionales dedicados a sus oídos observamos que las personas con pérdida de audición se enfrentan a este dilema. Cuantas veces escuchamos “necesito audífonos, pero ¡no los quiero de los grandes! ¡no quiero que se vean!”.
Y es totalmente lógico: el buen profesional siempre debe ponerse en la piel de su paciente. Nosotros mismos también intentaríamos evitar pasar por esta traumática situación si tuviésemos problemas auditivos. A nadie le gustaría llevar un armatoste en las orejas.
Antes nos encontrábamos con el siguiente problema: tengo una pérdida auditiva considerable pero quiero una solución “invisible”: no había solución tecnológica posible, ya que existía el conflicto ‘estética versus audición’. O una cosa o la otra, es decir, o audífono enorme o no escucho. Realmente era un problema comprensible.
Afortunadamente, hoy en día ya no sucede esto: el avance en la tecnología actual permite que podamos optar a soluciones potentes y a la vez sumamente estéticas que cubran nuestros requerimientos auditivos a la perfección. En definitiva, ya no tenemos el viejo concepto de “audífono” sino de “potenciador auditivo, biófono, o ayuda auditiva”. El viejo color “faja” de ese enorme y anticuado audífono ha quedado atrás… afortunadamente para todos.
Por ejemplo, en la actualidad tenemos a nuestra disposición ayudas auditivas “que van detrás de la oreja” llamados “retroauriculares” que no se ven por su tamaño y peso (los hay de poco más de un gramo), y que ¡cubren la mayoría de las pérdidas! y paradójicamente, estéticamente se ven menos que los que van dentro de la oreja o “ intracanales”. Por tanto, ya tenemos un gran avance: la estética ya no es un problema para la adaptación.
En países nórdicos, mucho más avanzados que nosotros sobre todo en mentalidad y concienciación ante este tipo de problemas, es natural allí que jóvenes con una pérdida mínima llevan ya vistosos, coloridos y minúsculos potenciadores auditivos, con modernos sistemas bluetooth, reductores de ruido, sistemas direccionales para captar mejor la voz, etc, que no tienen nada que ver con los antiguos y enormes audífonos antes mencionados que vemos que llevan nuestros queridos jubilados en los parques.
Estos antiguos y enormes aparatos solo eran meros amplificadores que simplemente suben el volumen de todo (ruido y voz) mientras que las modernas ayudas auditivas son auténticos ordenadores en miniatura que potencian el entendimiento de las palabras y reducen la información poco necesaria, como el ruido. Ya no tenemos excusa para oír bien.
Y siempre un consejo: acuda a un centro donde le atienda un profesional titulado en audiología protésica. Este le podrá aclarar cualquier duda que tenga sobre su audición.

 


Fernando José López Angulo
Técnico Superior en Audioprótesis
CENTRO OPTICO AUDITIVO FANJUL

audiologos audifonos audioprotesistas en madrid

centros auditivos de madrid

INFORMACIÓN Y CONSULTAS

91 706 60 33

(llame para concertar una cita)

  • Facebook Social Icon
Entra en Facebook y pincha en
facebook, centro auditivo madrid, audifonos en madrid, centros auditivos en madrid

Visítenos en:

C/ Doctor Blanco Soler, 3 28044 Madrid

 

(Junto a la estación de RENFE Fanjul)

Teléfono de contacto:

Tel:  91 706 60 33

coafanjul@gmail.com